Una canción para José


IMG_0420 

Desafió la muerte

con una sonrisa

se fue de este mundo

y resucitó

volvió a morirse

y regresó sin prisa

un milagro es suerte

pero dos son Dios.

 

Vivió cada día

cual último día

entregaba parte

de su corazón

latía en su pecho

una sinfonía

coro de armonías

y de compasión.

 

Pintaba con calma

lo que su alma veía

escribía versos

con fuerza y pasión

era un poeta

de noche y de día

de soles y lunas

de lucha y ardor.

 

Entró en mi vida

en cualquier mañana

silente y tranquilo

cual rayo de luz

reflejó en mi espejo

los prismas de su alma

ahora retratados

en esta canción…

songorocosongo@icloud.com