Figura callejera...

Andaba perfumada con una leve sonrisa,

no se detuvo a examinarme,

ni yo le escurrí la mirada por su cuerpo,

nos cruzamos por la calle

como dos extraños,

ella me lanzó una mirada furtiva

yo le sonreí con mi sombrero de mediodía,

ella portaba un rictus de amargura 

que le ocultaba la cara

y parecía flotar 

por aquella calle polvorienta,

me hubiera gustado que actuara 

en la película de mi vida,

que no fuera

simplemente una extra

en una escena callejera,

todo era perfecto para encontrarnos,

el viento que hacía temblar los sauces,

la nube que enmarcaba la montaña,

vivimos un instante intenso,

ella tratando de ignorarme

y yo tratando de ignorar

que ella me ignoraba.

No sé por qué, pero a pesar de todo

creo que nunca me hará falta.

songorocosongo@icloud.com