Abrapalabra

RIP la mala palabra

Los dueños del planeta

Se adueñaron también de la palabra

Alquilaron los verbos

Y los pusieron en boca de los soberbios

Compraron los adjetivos

Y los pusieron al servicio de los vivos

A todos los pronombres

Les pusieron nombres

Para que la gente confundiera

El oro con la marmaja

La espiga con la paja

 

Después publicaron sus diez mandamientos

En revistas, paredes y pocilgas

Para que la gente comulgara con ruedas de molino,

Mientras nos daban de beber

Aguas turbias

Y ellos se tomaban el vino:

 

“Amarás la idiotez sobre todas las cosas…

No jurarás mi santo copyright en vano…

Santificarás, así hieda, toda mi prosa

Honrarás a Vallejo y a Vargas Llosa

No matarás el buen gusto, a menos que sea necesario

No fornicarás, si no es en una de mis novelas rosa

No me robarás comprando libros pirateados

No me levantarás un falso testimonio por haberte engañado

No desearás la fama de los que hemos afamado

No codiciarás ninguno de nuestros contratos amañados…”

 

Pero a los dueños del planeta

Se les olvidó

Que un verbo puede ser una cosa

Muy indigesta

Así que les hicimos comer sus propias palabras

Y estaban tan cargadas de veneno

Que ahora reposan en su sueño eterno

Si es que pueden reposar en su propio infierno…

songorocosongo@icloud.com