Abrapalabra

Realidades irreales

NO hay necesidad de creer en nada

no se puede creer en las verdades establecidas

la pregunta es:

¿quién las estableció? 

o,

¿para qué las establecieron?

El mundo es una gran mentira programada

desde el nacimiento 

hasta la tumba

desde los poemas a la patria

hasta los cánticos religiosos

no sabemos 

si estamos adorando a dios o al demonio

o, ¿será que son la misma cosa?

la patria es una iglesia

gobernada por sacerdotes pederastas

¿No será el Papa el representante del demonio

en esta tierra?

No se puede estar seguros de nada

las voces dicen una cosa,

los pensamientos otra,

mientras que los corazones palpitan

congestionados

con su colesterol de mentiras.

No se puede creer en nada

ni en la hora de los relojes

ni en el canto de las sirenas

ni en los remedios

que curan la hepatitis y la melancolía.

La próxima vez que lean un diario

o vean una noticia de televisión

recuerden: hay más verdad 

en una propaganda de jabón

que en todo lo que han visto o leído

en esta vida.

Todas las realidades son irreales

sólo vemos lo que nos dicen que veamos

detrás de la cortina de mentiras

existe un mundo aparte.

Es nuestro deber quitarnos la venda

de los ojos

a menos que ya no soportemos vivir

sin la ceguera establecida….







songorocosongo@icloud.com