Abrapalabra

Con zen tidos: un manifiesto de los seres y las cosas

cieloYverde.jpg


Amar la luz

y las rosas

sobre todas las cosas

 

No pronunciar en vano

el nombre de la madre tierra

que solo nuestra pisada

sea la única huella

que dejemos en sus entrañas

y bajo las estrellas

 

No matar

los sueños antes de que nazcan

no asesinar las palabras

concebidas por obra y gracia

de los cantos del agua

al chocar

contra las sombras de la tarde

 

Cantar a todas las criaturas

que navegan, pulsan, juegan

florecen, reverdecen, iluminan

caminan, giran, imaginan

nacen, crecen y mueren

entre la palabra ilusión

y el resonar de una tambora

concebida a fuerza de agave

miel de abejas

y la piel tensada de la vida

 

Porque de otro modo

esta vida no tendría sentido

no valdría la pena

sentarse por billones de años

a esperar el anuncio de una estrella

el parto de una flor

ni la luz del atardecer

que se refleja

camino de tu piel

a algún planeta

 

Tal vez esto sea lo primero

o lo último que diga

el orden de las emociones

no afecta el resultado de la primavera

especialmente

cuando el alma

sabe crear sus propios cielos

para echar a volar

sus sueños de cometa…

 

 

 


Mañana será demasiado tarde

Primero fueron los españoles

nos “descubrieron”

descuartizaron

desheredaron

colonizaron

esclavizaron

nos robaron la tierra

nos desaparecieron

discriminaron

estigmatizaron

silenciaron

nos enseñaron a odiarnos

nos nombraron

“mestizo, mulato, zambo…”

todo, menos seres humanos

 

Después fueron las multinacionales

“descubrieron” nuestras riquezas

nos neocolonizaron

nos esclavizaron al capital

nos robaron la tierra literalmente

desapareciendo ríos y montañas

(las cargaron en barcazas

para quemarlas en tierras lejanas

para poder seguir construyendo más máquinas

que pudieran seguir destruyendo la tierra)

y cinco siglos más tarde,

nos siguen discriminando

estigmatizando y asesinando

ahora somos “latinos” o “hispanos”,

menos los hijos de la tierra

que somos

del agua y de las montañas…

 

La iglesia de la cruz y la espada

fue reemplazada por el monasterio de Monsanto,

donde tener nuestras propias semillas

es un pecado

y donde no envenenar la tierra

es una herejía contra sus ganancias,

la cruz fue reemplazada por el City Bank,

(templo de oración y perversión del capital)

y los virreyes fueron reemplazados

por lacayos de las multinacionales

a quienes llamamos presidentes,

senadores, alcaldes, gobernadores

reyezuelos sonrientes con sus amos

que nos muestran sus dientes afilados

como hienas en la danza de la muerte...

 

Nosotros hijos de la papa y de la tierra

de los cubios y de las enredaderas

queremos que el agua vuelva a ser sagrada

y no el depósito de desechos de “industria y comercio”

(que para “limpiarla” se le añaden más venenos)

exigimos que las montañas sagradas

(y todas la montañas son sagradas)

se dejen en paz,

allí nacen los ríos

y florecen las lagunas

fuente de vida de la tierra

no más extracción minera,

ni el oro de joyería

ni el carbón para quemar

y contaminar más la tierra

 

No más acumulación de “capital”

de unos pocos

el “capital” es el trabajo robado

al resto de la humanidad

no más explotación 

no solo "del hombre por el hombre"

sino de la tierra, los animales, los ríos

los sueños, el amor, los ideales... 

 

Es hora de mirar al cielo

y contemplar las estrellas

recordar que vinimos de ellas

y que como polvo cósmico

a ellas volveremos

 

Todo lo demás es irrelevante

la avaricia, la codicia, la envidia, el egoísmo

todos esos son atributos de las clases dominantes

las mismas que están destruyendo el planeta

con su calentamiento global

 

Este es nuestro único planeta

nuestra única oportunidad

de ser testigos del universo

somos los ojos

con los que el universo

se contempla a sí mismo

no podemos ser falsos testigos

y dejar que los criminales

cumplan su cometido

hoy es el día,

mañana será demasiado tarde. 

 


songorocosongo@icloud.com